Raclam toca fondo

Monday, June 26, 2006

Recuerdos

Raclam toca fondo
Recuerdos

¿Como gritar en silencio? ¿Cómo llorar sin lágrimas? Intento explicármelo todo el tiempo, y no lo consigo. Pero es justo así como me siento. Mi cabeza está al límite, no puedo procesar más pensamientos, y cada vez empeora el asunto. Siento una tristeza mayor de la que puedo soportar. Y aquí sigo. El cuerpo es duro de cojones. Una vez bebí un litro de ginebra a palo seco en una hora; alguien dijo coma etílico. El caso es que me levante a las dos horas, empapado por la lluvia, lleno de barro y sin saber donde coño estaba. Cogí un taxi, y dormí mi borrachera diez horas. ¿Luego? Nada pasó. El asunto es que el aguante de las personas es mucho mayor de lo que ellas mismas piensan. Algunos creen que no pueden estar sin alcohol, otros sin farla, otros – los mas – creen no soportar la ausencia de su pareja. Y se puede, claro que se puede. El caso es mirar al frente y sonreír, y nunca, nunca, mirarse a los ojos. A los propios, me refiero. Si se observa atentamente se ve la farsa que en tu mente se desarrolla veloz, sigilosa. Ves a pequeños seres fingiendo ser tus drogas, tu sexo, tu mujer. Y los pequeños cabrones tienen tirachinas con los que se defienden de tus miradas indiscretas, pero ya es tarde. Has descubierto el engaño, tu propia trampa. Y el dolor vuelve, te atenaza, te impide respirar. ¿Luego? Nada pasa. Siempre se sigue adelante, o hacia atrás – en eso tengo experiencia- pero se sigue. Deseas un infarto, un accidente, algo que acabe con tu comedia, y nada llega. Siempre he tenido la sensación de que los muertos suelen ser los equivocados. ¿Por qué Michael Ende murió, agonizando, de un cáncer de estómago? ¿Por que no murió algún asesino, un puto violador, un pedófilo, la lista es tan grande.¿ Por que murió uno de mis mejores amigos con 21 años? Los últimos recuerdos de él son en su cama, casi ciego, sin poder moverse lo mas mínimo porque vomitaba si lo hacia. Luego, la unidad del dolor. Supongo que al menos probó la morfina, me estoy imaginando su sonrisa y sus ojos rasgados mientras el dolor cesaba por un pequeño espacio de tiempo, preguntando a las enfermeras como hacerse de un chute de eso cuando saliera de allí. Y lo sabía. Sabía que le quedaban días de vida. Jamás, ni una sola vez, ni cuando nos emborrachábamos juntos en la playa, ni cuando hablábamos de algo en serio; le oí quejarse ni una solo vez. Ni un ¿Por qué coño a mi? Nunca. Gente como esa movería este estúpido mundo, echándole huevos y aguantando el tipo. No cobardes y fracasados como yo, cuyo único merito es… bueno, alguno habrá. Supongo que beber no lo consideréis muy meritorio, pero durante muchos años he considerado que es lo que mejor se hacer. Ahora ya me he aburrido. Estoy solo, pero un SOLO con mayúsculas; que duele. Me encanta la soledad, siempre la he buscado. Pero ésta solo es reconfortante cuando lo elige uno. NO cuando te la imponen. Te puedes echar la culpa, puedes patalear todo lo que quieras. Estás muerto, amigo. Solo es cuestión de tiempo. Conozco muertos, hablo con ellos, bebí con ellos. Y lo sabían. Cuando solo queda vacío en el interior de alguien, ¿puede existir algo mas muerto que eso? A mi me queda mi dolor, y mi inmenso amor, por mi hermosa niña, y por mi preciosa novia. Se que ya no está, y que nunca volverá, pero a veces, mi inútil memoria me sorprende con recuerdos que antes simplemente habían desaparecido. Recuerdo una noche, en el 98. Yo llevaría encima tres o cuatro litros de sabe dios que, pero estaba sereno. Mi aguante, sabe dios porque, es legendario. Y ella, supongo que un par de copas. Llevaba un vestido negro, de terciopelo. Un vestido de noche, de película; de los que te fijas lo lleve quién lo lleve. Pero dentro estaba ella. Sus ojos brillantes, su pelo rizado. Su nariz, pequeña, hermosa, su pecho, su cuerpo perfecto. Siempre supe, desde que la ví por primera vez, que era la mujer de mis sueños. Al menos físicamente. Luego comprobé, sorprendido, que el resto era aun mejor. Yo estaba sentado en un banco, quizás hasta fuese mi cumpleaños. La rodeaba por su diminuta cintura, y la miraba a los ojos. Y sólo podía pensar en lo increíblemente guapa que podía ser. Entonces, ella me dijo:
- ¿Te gusta mi vestido? Su sonrisa iluminaba la noche, lo juro.
- Me encanta; nunca te había visto tan guapa. – respondí yo
Ella se puso seria, y yo adiviné su próxima pregunta:
- ¿Y yo te gusto… un poco?
La miré a los ojos, fijamente. Y la contesté
- No. Tú no. Pero el vestido es genial.
Pude ver en su cara como se entristecía, y se me partió el corazón. Yo no podía admitirme que lo que sentía por aquella tía era algo más que una atracción. Yo estaba enamorado de otra, o eso creía. Eso creí durante seis largos años.
Y aun así, aquella fue una noche maravillosa. No se quien besó a quién, pero recuerdo que mientras nos besábamos, mientras ella se sentaba en mis rodillas, yo sentía algo nuevo. No pensaba en nada. Ni en la otra mujer, ni en nada. Sólo en lo bien que besaba María. Y que lo que sentía, y no me quería admitir, iba en aumento. Y ahora, ocho años después, ella no está. Nunca la volveré a besar, nunca me dormiré con ella pagada a mi pecho. Eso es lo único que tenía, y ahora está muerto. ¿ Que sentido tiene esto? Llévame contigo, David, supongo que si hay algún lugar por ahí, habrá algún súper para pillarnos unos litros, unos bocadillos, y reírnos del mundo. No puedo hacerlo voluntariamente, ni lo voy a intentar, pero estés donde estés, amigo, que sepas que no olvido cientos de detalles de lo que vivimos, y que me reuniría contigo hoy mismo. Simplemente, me he rendido. Lo demás, creo, caerá por su propio peso.

Raclam Dante 26-6-6

1 Comments:

At 8:24 AM, Anonymous Anonymous said...

Hola que tal soy Marta, por casualidad he llegado a tu blog y he de decir que me ha gustado bastante, ya que soy muy aficionada a la fotografía erótica amateur, y a los relatos eróticos. Yo también tengo un blog de temática erótica, si quieres conocerme mejor no tienes más que visitar el enlace que te he dejado abajo.

Porno Casero Amateur

Te animo a seguir publicando.

Besos.

Marta.

 

Post a Comment

<< Home