Raclam toca fondo

Sunday, June 25, 2006

Raclam toca fondo

Raclam toca fondo
Su voz

Oigo su voz, pienso en su piel. En su olor. En su perfume. Y ella esta a mil kilómetros de distancia, donde nuestras sonrisas se cruzaron, quizás en aquel banco del que nos desalojó la policía. Pero María no esta. Sigue en mi cabeza, en recuerdos que creía olvidados, y que ahora vuelven como incisivos cortes en mi cerebro. Siento que muero cada día, siento que muero cada noche. Y nada ocurre. Todo sigue igual, o incluso peor. El tiempo pasa, y ella sigue alejándose. Admito su ausencia, no culpo a nadie, ni maldigo a vuestro dios. Solo me maldigo a mí. Por no ser lo suficiente, por tener esta puta cabeza que no me deja descansar. Que me agota y me deprime. Siento haber transmitido parte de toda esa mierda en su cabeza, siento que he ahogado a una persona alegre y que la he sumido en una parte de mi hondo pozo. Se que hice cosas bien, pero las malas supongo que fueron bastantes más. No puedo hacer nada. Esto es algo tan duro de aceptar que no logro hacerlo. No me emborracho, solo pienso, recuerdo, leo en mis notas 8 años de mi vida. Y no me gusta nada lo que veo. Siempre la misma mierda de siempre, siempre lamentándome por esto o aquello. Pero, mis queridos menos, ahora tengo un motivo. Él motivo que quizás yo mismo he buscado y ganado a pulso. Para autocompadecerme, para autodestruirme. Para suicidarme de una maldita vez. Con mi método lento, pero seguro.
Tengo 25 años. Mil vidas por vivir. Ese es el problema. Yo ya he tenido una vida. ¿Corta?; yo no lo creo. He vivido lo que he querido vivir. He tenido a una mujer maravillosa; la luna palidece aun más al contemplarla. He dejado un legado a este mundo estúpido y cruel. Una niña llena de vida, con unos ojos tan grandes que me dan ganas de llorar cuando los miro. Pero no puedo hacerlo. Algo en mi retiene mis lagrimas; cada vez estoy más y más tranquilo. Se que ya queda menos para tocar fondo. ¿ Y después? Eso no lo he pensado aun. No voy a suicidarme, por tentadora que suene la idea. No voy a hacerlo por mi hija, porque no quiero dejarle la idea de un padre loco. Quiero que ella me conozca, que ella sepa que hay locos cuerdos que abren demasiado los ojos al resto del mundo. Pero me aterra pensar que los suyos sean unos de ellos.

Raclam Dante 25-6-6

0 Comments:

Post a Comment

<< Home